Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2018.

ENCUENTRO

Publicado: 02/05/2018 10:23 por Alfonso Luis Calvente Ortiz en Experiencias
20180502112323-jesus-eucaristia.jpg

A menudo me preguntan si yo he visto a Dios. Al responder haciendo referencia a aquellos momentos en que la experiencia de Dios se hace inconfundiblemente presente en mi vida, mi interlocutor suele incidir en la visión real y tangible, personal, de Dios.

En cada caso habría que comenzar por averiguar la imagen de Dios que nuestro interlocutor tiene plasmada en su intelecto. Quizás piense en un anciano con barba y bata blanca, sentado sobre un trono de nubes, y que echa rayos por la punta de un báculo o bastón.

En esos momentos suelo hacer referencia a las palabras del apóstol San Juan: "A Dios nunca nadie lo ha visto, solo en la persona de Jesucristo se nos ha dado a conocer".

Entonces la pregunta o interpelación queda más concretada: ¿Y tu has visto a Jesucristo vivo y tangible, resucitado de entre los muertos?

La respuesta no se hace esperar, y no puede ser otra: "Claro que si, tantísimas veces, no solo lo he visto, escuchado y palpado con mis manos, sino que incluso me alimento de Él, de su Cuerpo y de su Sangre".

Cuando la actitud de nuestro interlocutor muestra sorpresa o interés, suelo explicar un poco más acerca del Misterio Eucarístico y de la maravillosa experiencia de Jesucristo en mi vida.

Es Cristo el que pasa por la vida de todos y en todos desea quedarse y habitar. La Verdad del Amor de un Dios que todo nos lo da y nada nos pide a cambio, abruma y desconcierta a todo corazón limpio de prejuicios y sincero consigo mismo.

Etiquetas: , , ,

Cambiando el Mundo.

Publicado: 16/05/2018 12:13 por Alfonso Luis Calvente Ortiz en FILOSOFIA
20180516131346-img-20170909-wa0000.jpgEs habitual, parece propio de la naturaleza humana querer cambiar las cosas. Ante aquellas situaciones que nos cuestionan o inquietan, fácilmente elocubramos fáciles soluciones cambiando a quien tengamos que cambiar, sustituyendo lo que haya que sustituir. Todo sí, de una manera fácil y rápida a entender de nuestra imaginativa inteligencia. Todo sí, menos mirarnos a nosotros mismos y comprender que la única posibilidad de cambio positivo comienza por cambiar lo que en nosotros mismo debe ser cambiado. 
Aquella parece ser fue uno de los motores primarios que impulsarón a nuestros "primerísimo padres" a comer del árbol de la sabiduría, aún sabiendo que no estaban preparados para ello: "que cambien otros, que mi hacer lo que quiero está mil veces justificado en mi imaginativa y corrupta inteligencia".

Sin duda alguna.

Publicado: 22/05/2018 19:57 por Alfonso Luis Calvente Ortiz en Espiritual
20180522205708-img-20171202-wa0062.jpgSin duda alguna todos hemos experimentado a lo largo de nuestra vida sucesos y acontecimientos que nos han conmovido, que nos han llenado de una profunda emoción, incluso de un estupor interior que ha paralizado nuestros sentidos y nos ha llevado a un estado que, más allá de los sentidos, se nos hace imposible explicar con palabras.

Cuando este tipo de acontecimiento o sucesos alcanzan una conciencia cierta de presencia o intervención, podemos, con los ojos de la fe, contemplar lo sobrenatural, lo metafísico; lo divino o celestial, si esa presencia o intervención, bajo el juicio de la recta razón, no lo desvelará de tal forma. 

La contemplación de lo divino es alcanzable a través de la elevación del alma y la mirada del espíritu.