Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2011.

DOCTRINA

20110309002418-doctrina.jpg

Podemos constatar que la confusión doctrinal a la que la comunidad de creyentes católicos estamos sometidos es cada día más creciente. La reinterpretación de las Verdades que la Historia de la Salvación trasmite a través de la Sagrada Escritura en el Antiguo Testamento da lugar a que libros de texto católicos defiendan las tesis poligenistas condenadas y sancionadas por el Magisterio. Verdades eternas, como la influencia y maligna acción de los demonios en nuestro mundo y la sacramental acción del exorcismo, son negadas sin ningún tipo de rubor por sacerdotes y “doctos teólogos”. Nuevas reinterpretaciones presentan como verdades aquello que es contrario a la doctrina católica, situando al autor y a todo aquél que se deja seducir por tales afirmaciones, fuera de la comunión católica. Defensores de las desviaciones sexuales, de la disolubilidad del matrimonio, del abominable aborto aún en fases posteriores a la anidación, relativistas de la moral y la decencia. Innumerables estudiosos que ponen en tela de juicio el Santo Magisterio y la misma primacía del Vicario de Cristo y Sucesor de Pedro. Laicos, clérigos y religiosos que si no niegan, dudan de la presencia real, personal y sustancial de Cristo en la eucaristía. Católicos que desprecian los Sacramentos y en especial el de la Penitencia.

Ante todo esto, un camino seguro, el Catecismo de la Iglesia Católica: Cristo y de la fe apostólica depositada en la Iglesia y trasmitida inalterada hasta nuestros días.

Etiquetas: , , , ,

DEMONIOS

20110310101446-angeles-y-demonios.jpg

La demonología siempre a sido un area fascinante dentro de la teología. La doctrina sobre la existencia de los demonios y sus manifestaciones ha sido constante y clara a lo largo de la historia de nuestra amada Iglesia Católica.

 

Acudí, en este curso, a la consulta del Nuevo (lo de nuevo es relativo, ya que se trata de una edición de hace 20 años) Diccionario de Liturgia de Ediciones Paulinas, dirigido por D. Sartore y Achile M. Triacca y adaptado a la edición española por Juan María Canals. No pretendía otra cosa sino recoger un esquema claro y conciso que presentar a mis alumnos de Bachiller sobre la existencia del exorcismo como sacramental de la Iglesia Catolica y su funció y efectos en la lucha contra aquellos seres espirituales que otra hora se alzaron en rebelión contra Dios y su criatura.

 

Mi sorpresa fue máxima cuando pude comprobar que en esta publicación presuntamente católica, en la voz exorcismo, se me ofrecían afirmaciones tales como:

 "Es muy probable que los demonios, tal como se entienden comúnmente no hayan existido nunca; que posesiones auténticas jamás hayan tenido lugar, y, en consecuencia, que los exorcismos no hayan estado y, por consiguiente, nunca estén justificados."

"Si demonios y posesos no han existido nunca, los exorcismos ni deberían haberse practicado ni deberían practicarse en el futuro. No sólamente son inútiles, sino también, como ya se ha insinuado, son potencialmente muy nocivos y perjudiciales."

"El diablo no tiene nada que ver con lo que los relatos evangélicos denominan demonios."

"También ha quedado claro que ni Jesucristo ni los apóstoles practicaron exorcismos, ni como se concebían en aquel tiempo ni como se conciben en nuestros días."

"En aquel tiempo (vida de Jesús), de una mentalidad protológica o prelógica, más primitiva que la nuestra, se atribuía posesión a aquellas enfermedades que hoy día pertenecen al grupo de los desórdenes orgánicos cerebrales."

 

Quizás el buen J.B. Cortés sj, no ha tenido tiempo de confrontar tales y otras afirmaciones de su artículo con la doctrina de la Iglesia Católica que a todos nos es accesible:

 
 

 

C.I.C. 391 "Diabolus enim et alii daemones a Deo quidem natura creati sunt boni, sed ipsi per se facti sunt mali" ("El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos") (Cc. de Letrán IV, año 1215: DS 800).

C.I.C. 414 Satán o el diablo y los otros demonios son ángeles caídos por haber rechazado libremente servir a Dios y su designio. Su opción contra Dios es definitiva. Intentan asociar al hombre en su rebelión contra Dios.

C.I.C. 550 La venida del Reino de Dios es la derrota del reino de Satanás (cf. Mt 12, 26): "Pero si por el Espíritu de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios" (Mt 12, 28). Los exorcismos de Jesús liberan a los hombres del dominio de los demonios (cf Lc 8, 26–39). Anticipan la gran victoria de Jesús sobre "el príncipe de este mundo" (Jn 12, 31). Por la Cruz de Cristo será definitivamente establecido el Reino de Dios: "Regnavit a ligno Deus" ("Dios reinó desde el madero de la Cruz", himno "Vexilla Regis").

C.I.C. 1673 Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó (cf Mc 1,25s; etc.), de él tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar (cf Mc 3,15; 6,7.13; 16,17). En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo. El exorcismo solemne sólo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo. En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia. El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia. Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo síquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica. Por tanto, es importante, asegurarse , antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de un presencia del Maligno y no de una enfermedad (cf. CIC, can. 1172).

 
Podríamos referir muchas más sentencias e inumerables argumentaciones, que creo no nos corresponden. Pero si exortaremos a aquellos que no crean lo que universalmente cree y profesa la Iglesia Católica que se guarden de anunciar públicamente sus ideas en el nombre de la Sana Doctrina Católica, ya que pecan gravemente no desviando sólo su camino de la Salvación sino qe enturbian y confunden la milenaria fe de muchos.

   

Etiquetas: , , , ,

INFIERNO

20110310233051-infierno.jpg

Parecen días, éstos, de duros cuestionamientos. Hoy me asalta la consideración de si el "infierno" es adecuado a nuestras pastorales actuales. Quizás, me dicen, está reservado sólo extraordinariamente a aquéllos, que tambien extraordinariamente no caben en la infinita misericordia de Dios. De esta forma, quizás, el concepto de "infierno" no debería ser apropiado en nuestra evangelización, y cuanto más deberá ser relegado a una mera mención, a modo de anecdota, para no olvidar la posibilidad extraordinaria de ser tan malo como un demonio y ganar así un lugar entre ellos.

La teología de los "novísimos" da mucho de sí y no es cuestión de soterrarme en el blog, pero si que creo adecuado presentar algunas verdades de fe que nos muestra, como siempre, el Catecismo de la Iglesia Católica:

 

 1033 Salvo que elijamos libremente amarle no podemos estar unidos con Dios. Pero no podemos amar a Dios si pecamos gravemente contra El, contra nuestro prójimo o contra nosotros mismos: "Quien no ama permanece en la muerte. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él" (1 Jn 3, 15). Nuestro Señor nos advierte que estaremos separados de El si no omitimos socorrer las necesidades graves de los pobres y de los pequeños que son sus hermanos (cf. Mt 25, 31–46). Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de El para siempre por nuestra propia y libre elección. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "infierno".

1034 Jesús habla con frecuencia de la "gehenna" y del "fuego que nunca se apaga" (cf. Mt 5,22.29; 13,42.50; Mc 9,43–48) reservado a los que, hasta el fin de su vida rehusan creer y convertirse , y donde se puede perder a la vez el alma y el cuerpo (cf. Mt 10, 28). Jesús anuncia en términos graves que "enviará a sus ángeles que recogerán a todos los autores de iniquidad..., y los arrojarán al horno ardiendo" (Mt 13, 41–42), y que pronunciará la condenación:" ¡Alejaos de Mí malditos al fuego eterno!" (Mt 25, 41).

 1035 La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, "el fuego eterno" (cf. DS 76; 409; 411; 801; 858; 1002; 1351; 1575; SPF 12). La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira.

1036 Las afirmaciones de la Escritura y las enseñanzas de la Iglesia a propósito del infierno son un llamamiento a la responsabilidad con la que el hombre debe usar de su libertad en relación con su destino eterno. Constituyen al mismo tiempo un llamamiento apremiante a la conversión: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la puerta y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran" (Mt 7, 13–14).

1056 Siguiendo las enseñanzas de Cristo, la Iglesia advierte a los fieles de la "triste y lamentable realidad de la muerte eterna" (DCG 69), llamada también "infierno".

1861 El pecado mortal es una posibilidad radical de la libertad humana contra el amor. Entraña la pérdida de la caridad y la privación de la gracia santificante, es decir, del estado de gracia. Si no es eliminado por el arrepentimiento y el perdón de Dios, causa la exclusión del Reino de Cristo y la muerte eterna del infierno; de modo que nuestra libertad tiene poder de hacer elecciones para siempre, sin retorno. Sin embargo, aunque podamos juzgar que un acto es en sí una falta grave, el juicio sobre las personas debemos confiarlo a la justicia y a la misericordia de Dios.

Etiquetas: , , , ,

ARCO

20110311114434-virgen-doble-arco-iris.jpg

 

La promesa benevolente de Dios a la humanidad se plasmó frente a Noé en una señal que nos acompañaría hasta el fin de los tiempos. El "arco iris" es signo de alegría esperanzada.

Hoy hemos contemplado en nuestra San Cristobal de La Laguna un bello fenómeno. La tormenta que arreciaba desde el norte nos ha presentado un doble arco del cielo. Dos multicolores trazos curvos superpuestos que se podían contemplar desde diferentes puntos sobre la ladera de la Mesa Mota.

Esperanzados en este viernes de cuaresma, queremos creer que el Señor recuerda doblemente su alianza con la humanidad. En estos tiempos en los que a tantos retos nos enfrentamos, como Familia Humana, como Nación Española, Como Comunidad Canaria, como Iglesia Diocesana, Dios se acuerda de nosotros y nos anima a ser sus testigos en medio de un mundo que Él vuelve a vencer.

"Yo pongo mi arco iris en las nubes, y él será la señal de la alianza entre mí y la tierra. Cuando cubra de nubes la tierra, aparecerá el arco iris, me acordaré de mi alianza con vosotros y con todos los vivientes de la tierra, y las aguas no volverán a ser un diluvio que arrase la tierra. El arco iris aparecerá en las nubes, y yo, al verlo, me acordaré de mi pacto perpetuo entre Dios y todos los seres vivientes de la tierra". (Gen 9)

 

Etiquetas: , , , , ,

TULLIDA

20110312131321-tullida.jpg

No se bien en el contexto en que Albert einstein dijo que "la ciencia sin religión se encuentra tullida, y la religión sin ciencia es ciega", pero entiendo que esta afirmación al igual que aquella otra en la que afirmaba que es más fácil lanzar un monton de tornillos y chatarra hacia el cielo y que caiga como una locomotora perfectamente ensamblada y montada que el mundo y universo que el contempló fuera producto de una casualidad, responden a la profunda inquietud y cuestionamiento personal que por encima de toda tesis científica conformaba la vida del genio de la física.

 

Nunca he encontrado oposición entre ciencia y religión (quizás deberíamos de hablar de teología y ciencia), ni entre fe y razón. Siempre he bien entendido que los campos y dimensiones que configuran el ser humano con respecto a la religión y a la ciencia son bien distintos y diferenciados y quedan libres, en un uso limpio y bien intencionado de cualquier interferencia mutua.

 

Como hombre de profunda fe, contemplo la ciencia, al igual que el entendimiento y la razón, como un don de Dios que permite al ser humano acercarse a su creador y contemplar las maravillas de Su hacer eterno.

 

Como persona que demuestra un profundo respeto y un gran interés por todo avance científico, contemplo la religión como aquella dimensión trascendental del ser humano, que por propia definición, queda fuera del objeto y de las posibilidades de la ciencia.

 

Bien es cierto que cuando ciencia o religión traspasan sus propios campos que los dimensiona, dejando de ser ciencia y dejando de ser religión, dan lugar a conflictos que nunca debieran haber surgido.

 

Cuando hago presente la afirmación del Génesis que nos manifiesta que: "El Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, le insufló en sus narices un hálito de vida y así el hombre llegó a ser un ser viviente"; y contemplo los maravillosos descubrimientos paleontológicos y las maravillas que nos presentan las distintas teorías sobre la formación y la evolución de las especies, no puedo sino que estremecerme al contemplar, en lo que la ciencia nos presenta, el eterno acto de hacer de Dios.

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

JESÚS

20110314175415-jesus.gif

Caminamos en este tiempo de cuaresma hacia la contemplación y celebración del culmen de la Historia y la Creación: la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

 

Frente a Jesús de Nazaret, ese Judío que nació en el la provincia romana de Judea hace más de dos mil años, no caben términos medios.

 

La persona histórica de Jesús de Nazaret nos cuestiona a la humanidad una vez más, como lo ha hecho a lo largo de los últimos dos milenios:

"Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente; y el pan que yo daré es mi carne por la vida del mundo".

Yo soy de arriba. Vosotros sois de este mundo. Yo no soy de este mundo.

Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá.

"¿Eres tú el mesías, el hijo del Bendito?". Jesús le dijo: "¡Yo soy!, y veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del todopoderoso y venir entre las nubes del cielo".

 

Estas y otras afirmaciones salidas de la propia boca de Jesús no permiten la indiferencia o  diversos posicionamientos no comprometidos. Realmente, si no acepta la palabra de Jesús, si no se admite que Jesús de Nazaret el Hijo de Dios que se ha hecho hombre, no cabe otra opción que la de afirmar que se trata de una persona presa de la locura cuya muerte no tendrá el sentido redentor y de salvación que el anunciaba sino que supondrá simplemente el final de una historia más sin sentido.

Etiquetas: , , , , ,

Fukushima

20110320161842-ingenieros-fukushima-180311.jpg

Mientras medio mundo anuncia el apocalípsis, el colapso nuclear y el acabose del comenzose, los japoneses continúan buscando y llorando a sus víctimas. Trabajan arduamente, no hablan, no discuten, trabajan y trabajan por resolver los problemas.

 

Tras una de las ecatombes más terribles e imprevesibles qe pueda sufrir una comunidad, el pueblo japonés da al mundo una lección de abnegación y de humanidad. Mientras, nuestros políticos se rasgan las vestiduras, unos porque al desastre natural no le sigue la devastación de la catástrofe nuclear que parecen desear, otros porque creen que sus ideologías son más importantes que las propias personas que sufren y mueren en su cotidiano devenir.

 

La realidad se nos presenta sobrecogedora pero llena de esperanza. La apostólica afirmación: "Muestrame tu fe sin obras que por mis obras te mostraré mi fe", parece asumida hoy por el pueblo japones que con pocas palabras pero con mucho trabajo, tesón y esperanza, parece haber controlado el riesgo de Fukushima, mientras aquí en Europa ya se anunciaba el fin.

 

Una vez más contemplamos que el ser humano es frágil y vulnerable, aunque algunos jueguen a ser dios sin Dios, y que nuestro destino y sentido de vida se encuentra  más allá de todo lo que podamos llegar a imaginar.

Etiquetas: , , , ,

Apostasía

20110328132154-apostasia.gifAlgunos mantienen la opinión de que los recientes levantamientos "populares" en los países de influencia islámica responden a una concienciación global que, facilitada por las nuevas tecnologías, presenta y descubre la inutilidad de la religión y las bondades del neoliberalismo occidental.

Me temo que aquellos que ponen sus esperanzas antirreligiosas en los recientes y tristes acontecimientos violentos de pueblos verdaderamente oprimidos se verán defraudados. Parecen creer que los acontecimientos actuales responden a una gran apostasía del mundo islámico.

Me parece vislumbrar detrás de los movimientos populares del Norte de África y de Oriente Próximo una clara influencia radical islamista. Ciertamente en Egipto se pretende, a través de su constitución, que ni una mujer ni un cristiano puedan acceder a la presidencia del estado; en Libia resulta que los cabecillas revolucionarios son los antiguos ministros del régimen de Gadafi que más brillaron por su radicalidad religiosa.

No comprendo bien la necedad de occidente. ¡Si, necios e hipócritas! Ante los recientes acontecimientos en el Sahara (decenas de muertos y cerca de 200 desaparecidos) volvimos la espalda; ante las continuas violaciones de derechos humanos en la numerosísima lista de dictaduras opresoras, nos mostramos indiferentes.

Olvidamos lo que nos conviene, con mucha prisa. Lanzamos nuestro misiles que desgarran vidas por intereses políticos y económicos. A nadie podemos engañar.

Si de pronto nos presentamos como los justicieros y garantes de la justicia ante los pueblos del mundo, comencemos por lanzar, no misiles, sino bienestar social y económico a los 1.200.000.000 de personas que pasan hambre extrema en nuestro mundo. De otra forma, al igual que declaramos la guerra unilateralmente a Libia (Hermano Gadafi diría en otra próxima hora nuestro soberano) deberemos declarar la guerra a esta lista de dictaduras que oprimen y vulneran continuamente los derechos humanos y las vidas de los pueblos que gobiernan.

113 Madagascar 3.94 Authoritarian regime Presidential system
114 Kuwait 3.88 Authoritarian regime Constitutional monarchy
115 Mauritania 3.86 Authoritarian regime Islamic republic
116 Morocco 3.79 Authoritarian regime Constitutional monarchy
117 Jordan 3.74 Authoritarian regime Constitutional monarchy
118 Ethiopia 3.68 Authoritarian regime Federalism, Parliamentary republic
119 Fiji 3.62 Authoritarian regime Military Junta
120 Burkina Faso 3.59 Authoritarian regime Semi-presidential system, republic
121 Cuba 3.52 Authoritarian regime Socialist republic, single-party communist state
122 Bahrain 3.49 Authoritarian regime Constitutional monarchy
123 Nigeria 3.47 Authoritarian regime Federalism, Presidential system
124 Togo 3.45 Authoritarian regime Republic
125 Algeria 3.44 Authoritarian regime Semi-presidential system, republic
126 Cameroon 3.41 Authoritarian regime Republic
126 Comoros 3.41 Authoritarian regime Federal Republic
128 Niger 3.38 Authoritarian regime Military Junta
128 Gambia 3.38 Authoritarian regime Republic
130 Belarus 3.34 Authoritarian regime Presidential system
131 Angola 3.32 Authoritarian regime Presidential system
132 Kazakhstan 3.30 Authoritarian regime Presidential system
133 Gabon 3.29 Authoritarian regime Republic
134 Rwanda 3.25 Authoritarian regime Republic
135 Azerbaijan 3.15 Authoritarian regime Presidential system
136 People’s Republic of China 3.14 Authoritarian regime People’s democratic dictatorship, socialist state and single-party communist state
137 Qatar 3.09 Authoritarian regime Constitutional monarchy
138 Egypt 3.07 Authoritarian regime Military junta
139 Côte d’Ivoire 3.02 Authoritarian regime Semi-presidential system, republic
140 Vietnam 2.94 Authoritarian regime Socialist republic, single-party communist state
141 Swaziland 2.90 Authoritarian regime Absolute monarchy
142 Republic of the Congo 2.89 Authoritarian regime Republic
143 Oman 2.86 Authoritarian regime Islamic absolute monarchy
144 Guinea 2.79 Authoritarian regime Military junta
144 Tunisia 2.79 Authoritarian regime Republic
146 Zimbabwe 2.64 Authoritarian regime Semi-presidential, parliamentary, consociationalist republic
146 Yemen 2.64 Authoritarian regime Republic
148 United Arab Emirates 2.52 Authoritarian regime Federalism, Constitutional monarchy
149 Tajikistan 2.51 Authoritarian regime Presidential system
150 Afghanistan 2.48 Authoritarian regime Islamic republic
151 Sudan 2.42 Authoritarian regime Federalism, presidential system, republic
152 Eritrea 2.31 Authoritarian regime Semi-presidential republic
152 Syria 2.31 Authoritarian regime Presidential system, single party, republic
154 Djibouti 2.20 Authoritarian regime Semi-presidential republic
155 Democratic Republic of the Congo 2.15 Authoritarian regime Semi-presidential republic
156 Laos 2.10 Authoritarian regime Socialist republic, single-party communist state
157 Guinea-Bissau 1.99 Authoritarian regime Semi-presidential system, republic
158 Libya 1.94 Authoritarian regime Jamahiriya ("State of the masses"
158 Iran 1.94 Authoritarian regime Islamic republic
160 Equatorial Guinea 1.84 Authoritarian regime Presidential republic
160 Saudi Arabia 1.84 Authoritarian regime Islamic absolute monarchy
162 Central African Republic 1.82 Authoritarian regime Republic
163 Burma 1.77 Authoritarian regime Military junta (de facto military dictatorship)
164 Uzbekistan 1.74 Authoritarian regime Presidential republic
165 Turkmenistan 1.72 Authoritarian regime Presidential republic single-party state
166 Chad 1.52 Authoritarian regime Republic
167 North Korea 1.08 Authoritarian regime Socialist republic, songun regime

Etiquetas: , , ,

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris