Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2009.

Alternativa

20090601100322-alternativa.jpg

Acá, en Europa, andamos tras las elecciones al Parlamento Europeo con desidia y desinterés. Se pronostica en España la mayor de las abstenciones, más de un 60% de españoles no tiene intención de molestarse en visitar las urnas.

 

 La resignación en unas ocasiones y la impotencia en otras hacen que nuestra intención, en el mejor de los casos, sea hacer uso del criterio del mal menor o del voto útil. Pero el cristiano no es persona de resignación y desesperanza. Los cristianos se han presentado desde Pentecostés como hombres y mujeres activos, vivos, esperanzados, convencidos de la resurrección de Jesús y de la acción salvífica del Espíritu Santo.

 

El cristinano hoy no puede quedar indiferente ante la más atroz, abominable y deshumanizada realidad de injusticia y opresión. El hambre que azota a cerca de mil millones de personas en el mundo, el abominable aborto que asesina con premeditación y alevosía social a más de cuarenta millones de niños indefensos no nacidos cada año, la explotación infantil, la vulneración de los derechos más fundamentales de más del 60% de la población mundial que viven por debajo del humbral de la pobreza efectiva. El cristiano tiene el deber de actuar frente a tales males. El cristiano, ante tan atroz realidad no puede hacer uso de un mal entendido criterio del mal menor, ya que el criterio del mal menor se reduce a la elección del menor de los males siempre que no exista una alternativa, siempre que la única y exclusiva posibilidad de elección sea siempre un mal.

 

La alternativa del cristiano no es un partido de mayoría neoliberal que opta descaradamente por el mantenimiento del asesinato de no nacidos, disintiendo exclusivamente con formas o plazos. La alternativa del cristiano no es un partido que promueve en sus escuelas una educación sexual promiscua y lasciva. La alternativa del cristiano no puede ser una alternativa que promueve la injusticia social en forma de liberalidad total den las leyes de mercado y predominio social y económico de los grandes poderes económicos. La alternativa del cristiano no puede ser un partido que ha promovido y participado en la guerra injusta. La alternativa del cristiano no podrá ser nunca un movimiento que se funda en tesis neoliberales o neosocialistas, y que sólo miran a los principios del humanismo cristiano en busca de un puñado de votos.

 

La alternativa del cristiano pasa por un posicionamiento activo en pro de la justicia, única promotora de la paz. La alternativa del cristiano sólo pasa por una opción radical y fundamental por la vida.

 

La alternativa del cristiano es una alternativa personal que sólo encuentra su fundamento primero y último en el Evangelio de la Vida y en la persona de Jesús de Nazaret.

 

¡Claro que hay alternativa! Desde que Cristo dió su vida en la Cruz frente aquellos que burlándose le increpaban despreciando su vida como vida inútil, el cristiano tiene alternativa. El voto del cristiano, que para algunos se torna en voto inútil, debe ser para cada cristiano elector la expresión profunda de su propia conciencia y de la esperanza cierta en la presencia y acción de Jesucristo resucitado y presente hoy entre nosotros.

 

¡Claro que hay alternativa! Existen de hecho movimientos que apuestan radical y frontalmente por acciones directas y políticas contra la pobreza y la injusticia.

 

Movimientos como SAIN, ofrecen a nivel internacional una verdadera esperanza y una alternativa solidaria a las políticas socialistas y neoliberales que conforman el bipartidismo que encierra a la sociedad en la alternancia del poder de la injusticia frente a la injusticia.

 

Me identifico plenamente con el manifiesto de el movimiento SAIN.

http://www.partidosain.es/_somos_el_partido_sain_articulo44_enesp.htm

 

¡Claro que hay alternativa!

 

¡Cristo dió su vida por ella!

 

¡La alternativa eres Tú!

 

http://www.solidaridad.net/

ESPAÑOLA

20090606100148-espanola.jpg

Española y alternativa a la opción por uno de dos males que continúan con la política demagoga mientras miles de niños son ejecutados indefensos en los vientres de sus madres, mientras millones de españoles sufren la carencia de recursos dignos para sus familiar, mientras miles de millones de seres humanos en el mundo se debaten entre la pobreza y la miseria insolidaria de la injusticia imperante en el mundo.

¡Claro que hay alternativa! ¡Esta es Española!

****

Declaración de apoyo a la candidatura de AES.  Madrid, 2 de junio de 2009.

Varias personalidades de muy diverso ámbito, desde catedráticos a investigadores, notarios, empresarios, políticos han firmado una declaración de apoyo a la candidatura de Alternativa Española al Parlamento Europeo el próximo siete de junio.

 

Declaración de apoyo a la candidatura de Alternativa Española.

 

Porque es necesario preservar y defender el valor y la dignidad del ser humano; porque es necesario luchar sin ambages contra toda forma de corrupción; porque es necesario velar para que la cooperación en el ámbito de la Unión Europea se haga con respeto de la identidad y soberanía de las Naciones que la integran; porque es necesaria, en definitiva, una regeneración democrática de España y de Europa…

  

Los abajo firmantes, identificando en Alternativa Española (AES), partido social cristiano, ideas, propuestas y la voluntad necesarias para realizar los fines arriba indicados:

 

Animamos a que se le considere como una opción electoral válida en las próximas elecciones al Parlamento Europeo

  

 Torcuato Luca de Tena, empresario Luis Suárez Fernández, doctor en historia, académico de la Real Academia de la Historia y catedrático emérito por la Universidad Autónoma de Madrid José María Velo de Antelo, embajador de España, fundador de Alianza Popular, miembro de la primera junta directiva de AP y vicepresidente de su primer congreso, el fundacional del Partido Popular Pitita Ridruejo, embajadora consorte y escritora Antonio Garrido Lestache, pediatra, presidente de honor de la Fundación Vida Mónica López Baraona, miembro del Consejo Pontificio Pro Vita, del Comité Director de Bioética del Consejo de Europa y vocal del Comité Asesor de Ética en la Investigación Científica y Técnica Pablo Vitoria Vilches, senador del Partido Conservador Colombiano, que forma parte de la coalición de gobierno de Álvaro Uribe Anneliese Poppinga, fundadora y presidenta de la Fundación Casa Canciller Adenauer e histórica militante del CDU Javier Tebas Medrano, abogado, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional, Manuel Gonzalo González, letrado de la Cortes Españolas, profesor de Derecho Constitucional de la UNED Nicolás Jouve de la Barreda, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares y profesor de Biología Celular Mariano Calabuig Martínez, expresidente de la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA). Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos José Ignacio Thomas de Carranza, empresario Alberto Acereda, catedrático de Literaturas Hispánicas y miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española Rodolfo Nuñez de las Cuevas, presidente del Consejo Superior Geográfico y expresidente de la Real Sociedad Geográfica Española Antonio Jesús Barragán de las Cuevas, catedrático de Bellas Artes Javier Cervera Gil, Doctor en Historia Contemporánea y en Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, etc, etc, etc.

 

DOCILIDAD

20090608111507-docilidad.jpg
Nuestro Señor Jesús lo quiere: es preciso seguirle de cerca. No hay otro camino. Esta es la obra del Espíritu Santo en cada alma –en la tuya–, y has de ser dócil, para no poner obstáculos a tu Dios. (Forja, 860)


Para concretar, aunque sea de una manera muy general, un estilo de vida que nos impulse a tratar al Espíritu Santo ‑y, con El, al Padre y al Hijo‑ y a tener familiaridad con el Paráclito, podemos fijarnos en tres realidades fundamentales: docilidad ‑repito‑, vida de oración, unión con la Cruz.

Docilidad, en primer lugar, porque el Espíritu Santo es quien, con sus inspiraciones, va dando tono sobrenatural a nuestros pensamientos, deseos y obras. El es quien nos empuja a adherirnos a la doctrina de Cristo y a asimilarla con profundidad, quien nos da luz para tomar conciencia de nuestra vocación personal y fuerza para realizar todo lo que Dios espera. Si somos dóciles al Espíritu Santo, la imagen de Cristo se irá formando cada vez más en nosotros e iremos así acercándonos cada día más a Dios Padre. Los que son llevados por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios.

Si nos dejamos guiar por ese principio de vida presente en nosotros, que es el Espíritu Santo, nuestra vitalidad espiritual irá creciendo y nos abandonaremos en las manos de nuestro Padre Dios, con la misma espontaneidad y confianza con que un niño se arroja en los brazos de su padre. Si no os hacéis semejantes a los niños, no entraréis en el reino de los cielos, ha dicho el Señor. Viejo camino interior de infancia, siempre actual, que no es blandenguería, ni falta de sazón humana: es madurez sobrenatural, que nos hace profundizar en las maravillas del amor divino, reconocer nuestra pequeñez e identificar plenamente nuestra voluntad con la de Dios. (Es Cristo que pasa, 135)

VICTORIA

20090626121245-victoria.jpg

En esto consiste el amor a Dios: en que guar- demos sus mandamientos. Y sus man- damientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

 

 

Este fragmento de la Primera Carta de Juan nos presenta la vida en una sencillez que maravilla nuestra esperanza. Tanto que nos gusta complicar y liar las cosas, enrevesarlo todo con planes complejos y posibilidades azarosas. El fin de la vida del cristiano; el amor a Dios, en la esperanza cierta de que habiendo nacido de Dios por el Santo Bautismo, a Él pertenecemos y en el venceremos a pesar de tanto bache y caída. Porque al fin y al cabo lo que vence al mundo, lo que vence al mal no somos ni tu ni yo, ni nuestras pequeñas ni grandes acciones u oraciones; lo que vence al mundo y catapulta nuestra vida la amorosa eternidad del Padre Dios es la fe en Jesucristo, la confianza depositada en aquel que todo lo dió por nuestro amor.

 

El que cree que Jesús es el Hijo de Dios es el que vence al mundo.

 

¡Que maravillosa sencillez! ¡Que distinto haríamos todo si siempre la tuvieramos presente!

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris