Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2008.

CRISIS

20080702055129-esfuerzo.jpg

Los vientos de la crisis soplan ya con fuerza a lo largo y ancho del planeta. Claro que tendríamos que mirar bien lo que cada uno entiende por soportar una crisis.

 

Si, allí en Europa, nos va a costar llegar a fin de mes, hay que ver como se han encarecido las hipotecas y como el estado del bienestar y derroche al que estamos acostumbrados nos puede obligar este verano a aumentar la temperatura de los aire acondicionados hasta los 20 Cº.

 

Un leve soplo de la crisis tambien ha llegado a los países centroamericanos, digo leve porque de momento la crisis del petróleo afecta menos, no porque los precios no se haya disparado, sino porque la mayoría de la población se traslada en buses, bicicletas o simplemente camina.

 

La primera, leve digo, embestida a provocado en Guatemala 700.000 nuevos pobres. 700.000 nuevos pobres centroamericanos, que no pobres europeos; hay una gran diferencia, los pobres centroamericanos luchan por la simple subsistencia básica y alimentaria. Además estos 700.000 nuevos pobres han empujado a unos quinientos mil, que ya eran pobres hacia la pobreza extrema. Y la pobreza extrema es esa que muestra los huesos desnutridos de aquellos niños que nunca, desde que nacieron, supieron lo que significaba un biberón, y apenas subsistieron agarrados al pezón sin leche del pecho también desnutrido, de su madre.

 

Y es que el mudo real tiene estas cosas. Mientras pensamos y nos quejamos de los euros de más que ya tenemos que gastarnos semanalmente en un hipermercado, en otros lugares, las madres sufren porque a sus hijos las mafias juveniles les exigen precio para dejarles ir a la escuela sin darles una paliza o amputarles el lóbulo de la oreja, los padres desesperados (como esté que me refirieron hoy de Sololá) porque las intensas lluvias se han llevado el terreno que cultivaba y era el único sustento de su familia que cuenta con diez hijos, y trata de buscar un microcrédito de 1.500.€ que le permita emprender el cultivo en otra tierra más propicia.

 

Crisis, me decían el otro día, y la que se nos viene encima, continuaban con gran preocupación. El 84,6% de la población del Quiche vive en la pobreza, de ellos el 33,2% sufre una situación de extrema pobreza (algunos no comen todos los días, otros comen pocos días, otros mueren de desnutrición); en la zona de Sololá el 77,5% de los que el 29,2% se debaten el la extrema situación de necesidad; en Alta Verapaz el 84,1 y el 41,2 respectivamente; y así en Huehuetenango, San Marcos, Baja Verapaz, Jalapa, etc.

 

Pero nada, a celebrar que somos campeones de Europa, los mejores de los mejores, si. Lo mismo que la crisis, que poco les va a afectar a aquellos que pelean un trozo de tortilla de maiz de la boca de una rata.

 

 

4 DE JULIO

20080704202836-afiche-4-de-julio.jpg

Hoy es cuatro de Julio. Principalmente debo recordar esta fecha porque es el cumpleaños de mi hermano Cristobal y desde aquí le deseo la mayor de las felicidades y una profunda y sincera alegria en el Señor. También es Santa Isabel de Portugal, y como no, felicitar a mi queridísima sobrina y ahijada Isabel.

 

Pero además este cuatro de Julio me merece recuerdo, no porque sea el día nacional de EE.UU, sino porque en tal día como hoy, igual que como en tantos otros, un grupo de sacerdotes y seminaristas fueron cruelmente masacrados.

 

Normalmente, desde nuestra liviana comodidad y en el sinuoso devenir de nuestras vidas, nos olvidamos que existe un mundo real, un mundo en el que, eclesialmente, también, existe una Iglesia perseguida, ¡sí!, y perseguida hasta la muerte. Simplemente deseo elogiar, conmemorar y agradecer su sacrificio a cuantos mártires y oprimidos por el nombre de Cristo sostienen y han sostenido desde las primeras comunidades cristianas nuestra fe, y a ellos me encomiendo y encomiendo a todos en este 4 de Julio.

 

INFANCIA

20080707054100-infancia.jpg

Se me hace difícil escribir, cuando la palabra no puede expresar la realidad de lo vivido. La expresión de la alegria, los rostros desencajados por el hambre y la tristeza, el ambiente sórdido de la necesidad extrema, la franca manera de ser en la sencillez y humildad del que nada tuvo, nada tiene y nada tendrá.

 

Es fácil hablar y escribir mientras hermanos y hermanas en Cristo viven en el abandono total, sufren la explotación fáctica de las grandes economías y ven como sus hijos mueren de inanición. Es fácil opinar y buscar excusas y justificar lo injustificable, con el estómago lleno y el cuerpo descansado sobre un blando colchón y una dulce almohada. Es fácil solucionar con el pensamiento los problemas de aquellos que no pueden dormir con la tranquilidad de tener a su esposa e hijos en la seguridad de un bonito apartamento y una cuenta corriente con la suficiente platita para cubrir sus necesidades. Es fácil contiuar con una vida placentera, sobreabundante y cómoda cuando no se ha abrazado la necesidad de los ángeles hambrientos; pero oye, una vez te has dejado estrechar entre sus alas, y has saboreado la ternura de sus huesecitos, una vez el agrio sabor de sus vidas han penetrado tu alma, una vez has reconocido en aquellos ojos los ojos sufrientes de tu Señor, entoces, que difícil y absurdo se torna la posibilidad de volver a una vida fácil y acomodada.

SANTIDAD

20080709054621-magdalena.jpg

De los escritos de Santa María Magdalena de Pazzis

 

 

6 de julio de 2006

La esposa de Jesucristo debe asemejarse a los sabios del mundo los cuales tienen escondido el dinero. También ella debe amasar en el corazón los tesoros de las buenas obras, escondidas a los hombres y abiertas sólo a Dios. Esta es la manera más segura de atesorar para el cielo.

 

13 de julio de 2006

El más breve y el más eficaz ejercicio de traer a Dios en el alma es el de alejarse infinitamente de cualquier clase de imperfección, huyendo hasta de la misma sombra del pecado.

 

20 de julio de 2006

La mínima imperfección, aunque sea tan poca cosa como un cabello de la cabeza, impide notablemente la íntima unión con Dios.

 

27 de julio de 2006

El alma debe tener dos ojos interiores: uno para conocer la enormidad de sus defectos y otro para ver continuamente los beneficios que recibe de Dios, el poco provecho que consigue, y que a cualquier otro le reportaría mayor utilidad.

 

 

 

Santa María Magdalena de Pazzis

 

Vió la luz en Florencia el año 1566.

Fue educada en un ambiente de sólida piedad. Entró en el Carmelo a los 15 años, donde llevó una vida oculta de oración y abnegación, tenía el don de profecía.

Rogaba ardientemente por la reforma de la Iglesia, su lema era padecer y no morir porque Dios es Amor.

Dirigió por el camino de la perfección a sus hermanas de comunidad, abrazada del amor de Dios porque el Amor no era amado.

Santa María Magdalena de Pazzi no dejó escritos pero sí nos legó los relatos de cuanto le sucedía. Se conservan cinco libros en las Carmelitas de Florencia: Los Cuarenta días, Los Coloquios, Las revelaciones e inteligencias, La Renovación de la Iglesia, La Prueba, Avisos y sentencias y Cartas familiares.

Célebre por sus carismas, murió en 1607 a la edad de 41 años y 24 de carmelita. Su cuerpo se conserva incorrupto.
09/07/2008 04:46 REINA #. Religioso

HAMBRE

20080709214524-hambre.jpg

¿Qué significa tener hambre? Quizás para algunos este concepto no vaya más allá del retraso en media hora del momento del almuerzo.

 

La realidad de la existencia, de la ámplia mayoría del mundo que habitamos, clama al cielo. El hambre, la necesidad, el dolor y el sufrimiento de los cientos de miles de familias y comunidades en extrema necesidad es un escándalo de dimensiones inadmisibles, para cualquier conciencia que se digne a reconocerse mínimamente humana.

 

El escándalo de la injusticia, de la opresión, del derroche de las sociedades industrializadas e inhumanamente desarrolladas se hace más incisivo y adquiere dimensiones desproporcionadas frente a los más pequeños e indefensos; frente a los ángeles hambrientos. Las palabras de Jesús deben conmover a toda alma y especialmente a la sociedad y a las comunidades cristianas que gozan de amplias estructuras de recursos:

         

 

"Es inevitable que haya escándalos; pero ¡ay de aquel que los provoca!

Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo tiraran al mar antes que escandalizar a uno de estos pequeñuelos.

Lc 17, 1-2

Las sociedades desarrolladas y especialmente nuestras comunidades cristianas, que no hacen uso de una sobria austeridad en favor de los más necesitados, son escándalo para los más pequeños y desamparados de éste desposeído mundo de la pobreza. Resuenen también nuevamente las palabras de la Iglesia en boca del Santo Concilio Vaticano II:

"Quien se halla en situación de necesidad extrema tiene derecho a tomar de la riqueza ajena lo necesario para sí."

Repitiendo la sentencia de los Santos Padres de la Iglesia corroborará también que:

"Alimenta al que muere de hambre, porque, si no lo alimentas, lo matas."

MÍSTICA

20080711173448-almamistica.jpg

En la profundidad de la experiencia humana se encuentra la realidad espiritual que toda persona experimenta por sí misma, ya que es ella en sí misma, aun cuando no tenga conciencia de ello.

 

La experiencia expiritual, la profunda intuición de lo trascendental, la mística, se hace hoy más necesaria que nunca en la vida del cristiano. El abandono social y estructural de la esperaza trascendental de la vida humana,empuja inevitablemente a todo creyente, que no ha fundamentado su casa sobre la roca espiritual, hacia un materialismo relativista predominante.

 

Cristo nos ofrece la esperanza y la salvación de nuestro ser. Aquí y ahora, la vida del cristiano debe estar configurada en un encuentro con el Resucitado que, tan profundo y espiritual como consciente y real, anegue todas las circunstancias y dimensiones de la existencia terrena.

 

La vida, la cruda realidad del mundo sumido en una descarnada estructura de pecado, se torna en complaciente misericordia divina a los ojos de Dios entre nosotros que nos mira desde lo alto de la cruz.

 

 

 

Ancianidad I

20080714030051-ancianidad-i.jpg

La longevidad es un maravilloso don que el mismo Dios, a través de tantas bondades, nos ofrece. Los años vividos en la ancianidad son la culminación de una vida que, si bien pudo alcanzar su plenitud con anterioridad, se presenta en una etapa totalizadora de la realización humana.

 

Los problemas, las dependencias, el dolor y el sufrimiento que en muchos casos acompañan los años del anciano, nunca pueden ser motivo de cuestionamiento de la vida. El anciano es un valor en si mismo. Él se nos da y se nos ofrece como oportunidad de amor, acompañamiento y ternura servicial que se le es debida.

 

De igual forma, la vida humana, cualquier vida humana, es valiosa y digna por si misma. Fuera de las consideraciones del indebido encarnizamiento, cualquier valoración de la eutanasia activa o pasiva es un atentado indigno contra el amor fraternal en el que la existencia humana debiera ser fundada.

 

La eutanasia es un horrendo crimen, más cuando es propuesta contra ancianos que habiendo llegado a una edad que, debido al deterioro facultativo al que se han visto sometidos durante su ardua vida,  les impide la autosuficiencia, e incluso la capacidad intelectual suficiente para que jurídicamente pueda oponerse  a la ejecución anticipada de la inevitable muerte que un día nos ha de sobrevenir a todos.

 

Apelo al amor y a la fraternidad, al valor de la vida y a la aportación necesaria e indispensable que toda vida humana, anciana, nacida, o nacida, impedida o incapacitada, realiza a la comunidad humana que desea encamiarse hacia la prenitud de su realización, para que aquellos que fuera de toda razón apoyan y promueven el no a la vida, la eutanasia y el aborto, recapaciten y conviertan sus corazones e fuente de vida y amor.

 

¿Eutanasia? ¡Mira lo que te dice Checha!

Ancianidad II

20080717181154-ancianidad-ii.jpg

Y es que eso de ser anciano no sólo conlleva el riesgo de caer en la incapacitación, y que una ley tan perversa como absurda, tan criminal como diabólica, otorgue la potestad a ciertas personas para que decidan sobre la utilidad o inutilidad de tu vida, pudiendo decidir su eliminación, tu asesinato en primer grado, con premeditación y alevosía.

 

La ancianidad, como último periodo de la vida ordinaria del hombre, esta llena de incomprensiones y desencantos, especialmente con aquellas personan a las que a lo largo de su vida, el anciano, ha dado más, ha amado más y ha llevado más profundamente en su corazón.

 

El abandono de ancianos en las modernas sociedades occidentales es ocultado en millares de asilos, casas de acogida y centros geriátricos. Millones de ancianos europeos pasan sus días llorando a sus hijos y nietos que llevan años sin visitarlos, en unas modernas pero siempre tristes instalaciones residenciales.

 

Claro que esta situación en otros lugares es distinta, en algunos casos porque los ancianos todavía son valorados por su experiencia y respetados por la vida de servicio entregada, o simplemente porque se les reconoce la dignidad de persona. Pero en aquellas situaciones en las que el anciano se ha visto activa o pasivamente abandonado, en aquellas situaciones de extrema necesidad, el anciano sufre el mayor de los abandonos. Indecente abandono social, moral y familiar. Abominable abandono el que permite que una anciana, presa de una profunda senilidad, viva en un abandono tal que solo los chinches, piojos, arañas y demás artrópodos que pueblan todo su cuerpo y en forma de microselva su cabello, sean los únicos seres terrenales que le prestan atención.

 

Éste mencionado, es un caso, al que nos acercamos y damos respuesta. Pero la realidad común es que al anciano, igual que a la vida misma, cada día más se le atiende y valora en relación a su utilidad, y no a la maravillosa dignidad que la vida nos otorga como personas.

VIOLENCIA

20080722164852-violencia.jpg

Violencia del Amor. Esta es la única violencia admisible en el cristiano. La violencia de un amor personal fundado en la cruz, que trasforme las conciencias sociales y estructurales. Violencia de Amor, fuego encendido que abrase corazones inquietos por el prójimo.

 

Ningún otro tipo de violencia es admisible. La sociedad humana actual está necesitada de comprensión, acogimiento y transformación, en un proceso que sólo puede ser llevado a cabo desde un firme testimonio en el Amor. El mismo testimonio que llevó a Mons. Oscar Arnulfo Romero de los brazos de Cristo al martirio.

 

Y si andamos esperando que otros sean los que demuestren la incondicionalidad en el Amor, al hombre en Cristo y a su Iglesia, vana será nuestra esperanza. Es en el corazón de cada uno de nosotros donde comienza la trasformación del mundo, donde se extiende e instaura el Reino de Dios. Sin la transformación y conversión de nuestros corazones no es posible la trasformación social y estructural. Sin la radical vivencia en la violencia convulsiva del amor en nuestros corazones, será imposible emprender el camino de la paz y la justicia universal.

DESLAVE

20080730130139-dsc07580.jpg

Vuelvo del mundo real a este mundo en donde parece imposible que la mayoría de nuestros hermanos, que conforman la gran familia humana, no puedan disfrutar de nuestras comodidades; al mundo en donde los niños juegan en los parques y las calles cuando no van a la escuela o se enchufan a sus PSP, Wii o vaya usted a saber que otra chaladura, mientras que en el mundo real esos niños mueren de hambre sin ver una escuela en sus vidas, malviven en chabolas de caña y chapa sin agua a decenas de kilómetros de un trozo de asfalto, niños que desde los 6 ó 7 años agarran un gran machete y se emplean en cortar caña, niños que viven realidades dramáticas mucho más allá de nuestra imaginación.

 

Y nuestro mundo virtual, de un modo muy paternalista se preocupa del mundo subdesarrollo, cuando la injusticia impera en nuestras vidas, porque la injusticia forma parte de ellas, porque el subdesarrollo de la amplia mayoria global es producto necesario del cómodo sobredesarrollo de nuestra minoría. Vivir en la sobreabundancia de nuestra sociedad sin preocuparnos que todo lo que aquí sobreabunda, y que allí les ha sido arrebatado precisamente para que aquí podamos nadar en la opulencia y en el exultante consumismo edonista de nuestra sociedad, es la más honda injusticia del pecado estructural de la humanidad occidentalizada.

 

Parece necesario un deslave completo de la cultura y civilización occidental. Deslave de nuestra cultura y costumbres, deslave de nuestra mente y manera de pensar, deslave de cada uno de nuestros corazones, para que de nuevo tengamos la oportunidad de construir una vida justa frente al mundo real que tantos se empeñan en negar.

 

Deslave; deslave que en otros lugares supone la desaparición o desplazamiento de poblaciones completas, la muerte de muchas personas, la desaparición de los sueños y esperanzas. Deslave que en nuestro caso debería suponer la desaparición o desplazamiento de todo lo que no suponga un acercamiento a la justicia global, la muerte del egoísmo el nihilismo y la soberbia, y la desaparición de toda conceptuación que pueda suponer un segregacionismo humano. 

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris