Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Religioso.

América

20150113193841-america.jpgVirgen de la esperanza,
Madre de los pobres,
Señora de los que peregrinan: óyenos.

Hoy te pedimos por América Latina,
el continente que tu visitas
con los pies descalzos,
ofreciéndole la riqueza
del Niño que aprietas en tus brazos.

Un Niño frágil, que nos hace fuertes.
Un Niño pobre, que nos hace ricos.
Un Niño es esclavo, que nos hace libres.
Virgen de la esperanza: 
América despierta.

Sobre sus cerros despunta la luz
de una mañana nueva.
Es el día de la salvación
que ya se acerca.

Sobre los pueblos que marchaban en tinieblas,
ha brillado una gran luz.
Esa luz es el Señor que tú nos diste,
hace mucho, en Belén, a media noche.

Queremos caminar en la esperanza.
Madre de los pobres:
hay mucha miseria entre nosotros.
Falta el pan material en muchas casas.

Falta el pan de la verdad
en muchas mentes.
Falta el pan del amor
en muchos hombres.

Danos alma de pobres para ser felices,
pero alivia la miseria de los cuerpos,
y arranca del corazón de tantos hombres
el egoísmo que empobrece.

Señora de los que peregrinan:
Somos el Pueblo de Dios,
en América Latina.

Somos la Iglesia
que peregrina hacia la Pascua.
Que los obispos tengan
un corazón de padre.

Que los sacerdotes sean
los amigos de Dios para los hombres.
Que los religiosos muestren la alegría
anticipada del Reino de los cielos.

Que los laicos sean, ante el mundo,
testigos del Señor resucitado.
Y que caminemos juntos con todos
los hombres, compartiendo
sus angustias y esperanzas.

Que los pueblos de América Latina
vayan avanzando hacia el progreso,
por los caminos de la paz en la justicia.

Nuestra Señora de América:
ilumina nuestra esperanza,
alivia nuestra pobreza,
peregrina con nosotros
hacia el Padre. Amén.

Etiquetas: , , , ,

HISTORICIDAD

20140223232055-fruc.jpgTranscribo (en la imagen) la referencia al martirio del Obispo Fructuoso y sus diáconos Eulogio y Augurio, quemados vivos en el anfiteatro de Tarraco, el viernes 21 de Enero de 259 entre las diez y las once de la mañana.

Algunas veces nos olvidamos de la verdad de nuestras celebraciones y de la historicidad que impregna nuestra fe.

La referencia forma parte del estudio arqueológico que tiene como autores a Judit Ciurana Prast, Josep Maria Macias Solé, Andreu Muñoz Melgar, Imma Teixell Navarro y Josep Maria Toldrà Domingo.

http://www.icac.cat/images/stories/pdf/llibres/53.71_amphi.pdf


Etiquetas: , , ,

PILAR

20120610110051-virgen-del-pilar-vip.jpg

¡Oh María! ¡Hija de Dios Padre!, amparad a la Iglesia, que desde su principio ha reclamado vuestra protección. Reconoced en ella la Esposa de vuestro único Hijo, que la ha rescatado con el precio de toda su sangre. Haced que resplandezca con tal brillo de santidad, que pueda presentarse digna de su divino Esposo, y del precio con que fue redimida. ¡Madre de Dios Hijo! que iluminas a todo hombre que viene a este mundo ¡Aurora brillante de este sol divino! disipad las tinieblas de la herejía y del cisma. Haced que todos sigan la luz de la verdad, y se apresuren a entrar en el seno de la verdadera Iglesia, donde juntamente con Jesús os conozcan con una viva fe, os invoquen con una esperanza firme, y os amen con un amor perfecto. ¡Esposa del Espíritu Santo, que ha reunido en un solo rebaño y en una misma religión, tantas y tan diferentes naciones!, derramad sobre los Principes cristianos y sus ministros la abundancia de gracias, de las que sois dispensadora. Penetrad sus corazones del espíritu de paz y de concordia, que al nacer vuestro hijo se anunció a la tierra. ¡Oh María, Templo de la Santísima Trinidad, toda pura y sin mancha en vuestra Concepción! Mirad con ojos de misericordia a la Nación Española, vuestra nación predilecta, que tanto habeis distinguido de las demás; a pesar de sus pecados, continuad siempre en amarla: mantenedla en la fe católica, apostólica y romana: conservadla en la unidad católica, a fin de que defendida por vuestra gracia de todo error estando al abrigo de toda disensión, y consagrada a servir a vuestro Santísimo Hijo y a Vos con un culto digno, pueda marchar constantemente al fin que le habeis prometido, y merecer teneros siempre por su Protectora en la tierra, y por su Reina y Corona en el Cielo. Así sea.

Omnipotente y eterno Dios, que te dignaste disponer que la sacratísima Virgen María, Madre tuya, entre coros de ángeles sobre esta columna de mármol, enviada del cielo, viniera viviendo en carne mortal: y que esta Iglesia fuese edificada para su honra por el Protomártir de los Apóstoles Santiago y sus Discípulos; te suplicamos por sus méritos e intercesión, nos concedas alcancemos fácilmente, lo que con toda confianza pedimos. Por tu Hijo Jesucristo que vive y reina con Dios Padre en la unidad del Espíritu santo por todos los siglos de los siglos. Amén.

¡Alabada sea la hora en que María Santísima vino en carne mortal a las tierras de España en la ciudad de Zaragoza!


Etiquetas: , , , , ,

MADRE

20111025223629-virgendolores-icono-2-.jpg                  Acuérdate, Virgen Madre de Dios, cuando
                  estés en la presencia del Señor, de hablar
                  en favor nuestro y que aparte su
                  indignación de nosotros.

                  Oh Santísima Madre, hazme esta gracia:
                   fija en mi corazón con eficacia las llagas de
                  Jesús crucificado.

                  Haz que de Cristo en mí lleve la muerte,
                  que participe su pasión y suerte y medite en
                  sus llagas apenado.

                  Para que no arda en los eternos fuegos,
                  defiéndeme tú, oh Virgen, con tus ruegos,
                  en el día del juicio.

                  Y tú, oh Cristo, al salir yo de esta vida, por
                  tu Madre querida, haz que llegue a la
                  palma de victoria.

                  Cuando mi cuerpo muera, haz que mi alma
                  adquiera del paraíso lla gloria.

Etiquetas: , , , ,

JESÚS

20110314175415-jesus.gif

Caminamos en este tiempo de cuaresma hacia la contemplación y celebración del culmen de la Historia y la Creación: la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

 

Frente a Jesús de Nazaret, ese Judío que nació en el la provincia romana de Judea hace más de dos mil años, no caben términos medios.

 

La persona histórica de Jesús de Nazaret nos cuestiona a la humanidad una vez más, como lo ha hecho a lo largo de los últimos dos milenios:

"Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente; y el pan que yo daré es mi carne por la vida del mundo".

Yo soy de arriba. Vosotros sois de este mundo. Yo no soy de este mundo.

Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá.

"¿Eres tú el mesías, el hijo del Bendito?". Jesús le dijo: "¡Yo soy!, y veréis al hijo del hombre sentado a la diestra del todopoderoso y venir entre las nubes del cielo".

 

Estas y otras afirmaciones salidas de la propia boca de Jesús no permiten la indiferencia o  diversos posicionamientos no comprometidos. Realmente, si no acepta la palabra de Jesús, si no se admite que Jesús de Nazaret el Hijo de Dios que se ha hecho hombre, no cabe otra opción que la de afirmar que se trata de una persona presa de la locura cuya muerte no tendrá el sentido redentor y de salvación que el anunciaba sino que supondrá simplemente el final de una historia más sin sentido.

Etiquetas: , , , , ,

TESTIMONIOS

20100914144525-001.jpg

A veces, nos quejamos de la falta de testimonios cercanos. A veces, resulta que andamos ciegos, o a lo más, como burros con orejeras.

 

Claro que los testimonios a los que nos referimos son testimonios silenciosos, testimonios que si no miramos no llaman la atención. Testimonios humildes, callados en la entrega y la abnegación.

 

Creo que es importante mirar, encontrar y compartir.

 

Tantas personas cercanas que en el silencio y el anónimo proceder de sus vidas, dejan una senda de santidad para aquellos que deseen descubrirlas.

 

Tantas personas, ya quietos y callados sus cuerpos, que testimoniaron hasta la entrega de sus vidas el abandono en Cristo y su fidelidad a la Iglesia.

 

El beato Francisco Sendra Ivars, presbítero, es una de ellas. Enterrado a pocos kilómetros de mi pueblo natal, martirizado por la fe otros pocos kilómetros más allá. Treinta y siete años le llevaron junto a María a los pies de la Cruz.

 

El día 4 de Septiembre del año 1936, el cura de Calpe, fue sacado de su casa en Benisa por los milicianos arrancándolo de los brazos de su madre, y en las afueras del pueblo fue torturado horrorosamente, afirmando otras personas de Benisa que oyeron los ayes y confesiones de fe y jaculatorias que el mártir repetía. Sus verdugos, comprobando su inquebrantable fe, antes de asesinarle y dejarlo tendido en una cuneta, le amputaron los órganos viriles tras haberle sometido a muchas vejaciones y burlas.

 

¡Beato Francisco Sendra, ruega por nosotros!

Etiquetas: , , ,

ÁRBOL

20100402160852-arbol.jpg

¡Oh cruz fiel, árbol único en nobleza!
Jamás el bosque dio mejor tributo
en hoja, en flor y en fruto.
¡Dulces clavos! ¡Dulce árbol donde la Vida empieza
con un peso tan dulce en su corteza!

Cantemos la nobleza de esta guerra,
el triunfo de la sangre y del madero;
y un Redentor, que en trance de Cordero,
sacrificado en cruz, salvó la tierra.

Dolido mi Señor por el fracaso
de Adán, que mordió muerte en la manzana,
otro árbol señaló, de flor humana,
que reparase el daño paso a paso.

Y así dijo el Señor: "¡Vuelva la Vida,
y que el Amor redima la condena!"
La gracia está en el fondo de la pena,
y la salud naciendo de la herida.

¡Oh plenitud del tiempo consumado!
Del seno de Dios Padre en que vivía,
ved la Palabra entrando por María
en el misterio mismo del pecado.

¿Quién vio en más estrechez gloria más plena,
y a Dios como el menor de los humanos?
Llorando en el pesebre, pies y manos
le faja una doncella nazarena.

En plenitud de vida y de sendero,
dio el paso hacia la muerte porque él quiso.
Mirad de par en par el paraíso
abierto por la fuerza de un Cordero.

Vinagre y sed la boca, apenas gime;
y, al golpe de los clavos y la lanza,
un mar de sangre fluye, inunda, avanza
por tierra, mar y cielo, y los redime.

Ablándate, madero, tronco abrupto
de duro corazón y fibra inerte;
doblégate a este peso y esta muerte
que cuelga de tus ramas como un fruto.

Tú, solo entre los árboles, crecido
para tender a Cristo en tu regazo;
tú, el arca que nos salva; tú, el abrazo
de Dios con los verdugos del Ungido.

Al Dios de los designios de la historia,
que es Padre, Hijo y Espíritu, alabanza;
al que en la cruz devuelve la esperanza
de toda salvación, honor y gloria. Amén.

 

(Himno de Laudes - Viernes Santo)

Etiquetas: , , , , , ,

MANOS

20100401155240-manos.jpg

Las manos de Jesús curaron y ayudaron a enfermos y necesitados. Las manos de Jesús nos ofrecieron su cuerpo y su sangre para que tengamos vida. Las manos de Jesús quedaron abiertas y extendidas como entrega de amor infinito por nosotros.

Nuestras manos son, ciertamente una maravilla, expresivas, hacendosas, pero frágiles. Las manos son dóciles, y se prestan a todo, también al mal. Hay manos que aplauden y manos que amenazan, manos que alagan y manos que abofetean. Las manos se prestan a todo: a construir y a destruir, a acariciar y a matar. Hay manos que ensucian, estropean y ajan cuanto tocan. Qué desastres si ponemos las cosas en malas manos, débiles y frágiles, o en manos duras y tiránicas.

El cristiano ha de tener mano firme, aunque siempre suave y amorosa. La suavidad y el amor son compatibles con la firmeza. Mano firme no es mano dura, ni mano tiránica ni dictatorial. Necesitamos hombres y mujeres de mano firme, de los que nos podamos fiar, a quienes podamos confiar asuntos serios.

Somos frágiles. Estamos rodeados de dificultades para mantener nuestra fe y la integridad de nuestra vida cristiana. Hoy muchos vuelven la espalda y se alejan del verdadero Dios, buscando otros dioses que ellos mismos fabrican. Del verdadero Dios ni hablar siquiera. Todo lo que no sea Él puede consentirse, todo puede aceptarse. Todo se vende: la inocencia, la fidelidad, el honor, la honestidad, el mismo juramento.

Busquemos fuerza en el Señor: ”Nuestro auxilio es el nombre del Señor”.”Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos”.”Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, les salen alas como de águila, corren sin cansarse, marchan sin fatigarse.” La Virgen María es la mano tendida de Dios a nuestra debilidad; “Oh Adonai, Dios fuerte: ven, alárganos tu mano y sálvanos.”

 

Etiquetas: , , , ,

Dolorosa

20100317003208-dolorosa.jpg

No encuentro mejor modo de recorrer este camino cuaresmal de seguimiento de Jesús que acompañar a María en el camino de Dolores.

¡Vayamos también nosotros a Jerusalén a morir con Él!

Madre DOlorosa, Madre de Tormentos, bien llamada Corredentora de la humanidad. Tú cargaste en tu corazón con la ignominia que pesaba sobre tu Hijo, el pecado de toda la humanidad. Tú sentiste atravesar tu corazón por los millones de bebés arrancados de la vida por sus propias madres antes de nacer, por una humanidad denigrada, degenerada y perversa que permite el genocidio del hambre y el abandono de 1/3 de sus hermanos, por una ingente masa opresora de sus semejantes. Tú madre Dolorosa ante la miseria del mundo, ante inconmensurable angustia del pecado de toda la humanidad no desesperaste y confiaste en la Palabra que te fue dada por el Ángel.

Madre Dolorosa, Madre de Tormentos, permite a este miserable e indigno siervo tuyo acompañarte en tu camino de dolor, junto a Jesús, y enseñame a cargar con la cruz que me corresponde.

 

La Madre piadosa estaba junto

a la Cruz, y lloraba

mientras el Hijo pendía.

 

Cuya alma triste y llorosa,

traspasada y dolorosa,

fiero cuchillo tenía.

 

¡Oh, cuán triste y afligida

se vio la Madre escogida

de tantos tormentos llena.

 

Cuando triste contemplaba

y dolorosa miraba

del Hijo amado la pena!

 

Y ¿cuál hombre no lloraba

si a la Madre contemplara de Cristo,

en tanto dolor?

 

Y, ¿quién no se entristeciera,

piadosa Madre,

si os viera sujeta a tanto rigor?

 

Por los pecados del mundo

vio a Jesús en tan profundo tormento

la dulce Madre,

 

Y de Tu Hijo, Señora,

divide conmigo ahora

las que padeció por mí.

 

Hazme contigo llorar

y de veras lastimar

de sus penas mientras vivo.

 

Y que por mi Cristo amado

mi corazón abrasado

más viva en Él que conmigo.

 

Y porque amarte me anime

en mi corazón imprime las llagas

que tuvo en sí.

 

Y muriendo al Hijo amado

que rindió desamparado

el espíritu a Su Padre.

 

¡Oh Madre, fuente de amor,

hazme sentir tu dolor

para que llore contigo!

 

Porque cuando quede en calma

el cuerpo, vaya mi alma

a su eterna gloria. Amén.

 

(Rvdo. P. Juan S. Clá Díaz)

Etiquetas: , , , , ,

Diálogo

20100312111341-dialogo.gif

El diálogo de Dios con el hombre se realiza de una vez para siempre en Jesús de Nazaret. En el Misterio Pascual Dios habla al Hombre y se le revela en plenitud. Dentro de ese mismo Misterio el propio hombre en Cristo habla al Padre de una vez para siempre.

 

La Liturgia de las Horas nos invita a sumergirnos en la plenitud del misterio de Cristo y del diálogo de éste con el Padre. La oración de Cristo hombre al Padre es la oración universal de todo hombre a Dios que se explicita en la oración de la Iglesia.

 

La Liturgia de las Horas nos adentra en la misteriosa relación Trinitaria de la segunda persona, el Verbo, con el Padre. Meditar orando acerca de este misterio es continuar profundizando en el misterio fundamental del cristiano: la Eucaristía y la vocación del hombre a la participación de la vida divina.

 

El mundo, nuestro mundo, la vida de cada uno de nosotros, transformada cada día un poco más en Cristo, solo puede cobrar un sentido cristificado pleno y permanente a través de la oración, la oración de Cristo al Padre, realizada de una vez para siempre y presente entre nosotros a través del Oficio Divino.

Etiquetas: , , , , ,

GOLPES

20100112093948-golpes.jpg

Son muchos los golpes recibidos; los que seguimos recibiendo; y los que recibiremos. ¡Bendito sea el Señor si son siempre por Cristo y el Evangelio!

 

Hoy conmemoramos, como cada día, aquellos que públicamente supieron dar testimonio fiel sin que consideraran en más su propia vida:

 

- En Cesarea de Mauritania, hoy Argelia, san Arcadio, mártir, que se ocultó en tiempo de persecución, pero al ser detenido en su lugar un familiar suyo, se presentó espontáneamente al juez y, por negarse a sacrificar a los dioses, sufrió dolorosos tormentos hasta consumar su martirio.(304 d.c.)

 

- En Constantinopla, hoy Estambul, en Turquía, santos mártires Tigrio, presnítero, y Eutropio, lector, a los cuales, en tiempo del emperador Arcadio, se acusó falsamente de haber incendiado la iglesia principal y el palacio senatorial como reacción al destierro del obispo san Juan Crisóstomo, por lo que fueron sometidos al martirio bajo Optato, prefecto de la ciudad, partidario del culto a los falsos dioses y contrario a la religión cristiana. (406 d.c.)

 

- En Grenoble, en Burgundia, en la actual Francia, san Ferreolo, obispo y mártir, que fue asesinado a golpes por un sicario, mientras predicaba a la multitud. (659 d.c.)

 

- En Avrillé, cerca de Angers, en Francia, beato Antonio Fournier, mártir, que, artesano de oficio, fue fusilado durante la Revolución Francesa por su fidelidad a la Iglesia.(1794 d.c.)

 

Etiquetas: , , ,

VICTORIA

20090626121245-victoria.jpg

En esto consiste el amor a Dios: en que guar- demos sus mandamientos. Y sus man- damientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

 

 

Este fragmento de la Primera Carta de Juan nos presenta la vida en una sencillez que maravilla nuestra esperanza. Tanto que nos gusta complicar y liar las cosas, enrevesarlo todo con planes complejos y posibilidades azarosas. El fin de la vida del cristiano; el amor a Dios, en la esperanza cierta de que habiendo nacido de Dios por el Santo Bautismo, a Él pertenecemos y en el venceremos a pesar de tanto bache y caída. Porque al fin y al cabo lo que vence al mundo, lo que vence al mal no somos ni tu ni yo, ni nuestras pequeñas ni grandes acciones u oraciones; lo que vence al mundo y catapulta nuestra vida la amorosa eternidad del Padre Dios es la fe en Jesucristo, la confianza depositada en aquel que todo lo dió por nuestro amor.

 

El que cree que Jesús es el Hijo de Dios es el que vence al mundo.

 

¡Que maravillosa sencillez! ¡Que distinto haríamos todo si siempre la tuvieramos presente!

DOCILIDAD

20090608111507-docilidad.jpg
Nuestro Señor Jesús lo quiere: es preciso seguirle de cerca. No hay otro camino. Esta es la obra del Espíritu Santo en cada alma –en la tuya–, y has de ser dócil, para no poner obstáculos a tu Dios. (Forja, 860)


Para concretar, aunque sea de una manera muy general, un estilo de vida que nos impulse a tratar al Espíritu Santo ‑y, con El, al Padre y al Hijo‑ y a tener familiaridad con el Paráclito, podemos fijarnos en tres realidades fundamentales: docilidad ‑repito‑, vida de oración, unión con la Cruz.

Docilidad, en primer lugar, porque el Espíritu Santo es quien, con sus inspiraciones, va dando tono sobrenatural a nuestros pensamientos, deseos y obras. El es quien nos empuja a adherirnos a la doctrina de Cristo y a asimilarla con profundidad, quien nos da luz para tomar conciencia de nuestra vocación personal y fuerza para realizar todo lo que Dios espera. Si somos dóciles al Espíritu Santo, la imagen de Cristo se irá formando cada vez más en nosotros e iremos así acercándonos cada día más a Dios Padre. Los que son llevados por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios.

Si nos dejamos guiar por ese principio de vida presente en nosotros, que es el Espíritu Santo, nuestra vitalidad espiritual irá creciendo y nos abandonaremos en las manos de nuestro Padre Dios, con la misma espontaneidad y confianza con que un niño se arroja en los brazos de su padre. Si no os hacéis semejantes a los niños, no entraréis en el reino de los cielos, ha dicho el Señor. Viejo camino interior de infancia, siempre actual, que no es blandenguería, ni falta de sazón humana: es madurez sobrenatural, que nos hace profundizar en las maravillas del amor divino, reconocer nuestra pequeñez e identificar plenamente nuestra voluntad con la de Dios. (Es Cristo que pasa, 135)

DIRECTOR

20090220095706-director.jpg

Tú -piensas- tienes mucha personalidad: tus estudios -tus trabajos de investigación, tus publicaciones-, tu posición social -tus apellidos-, tus actuaciones políticas -los cargos que ocupas-, tu patrimonio..., tu edad, ¡ya no eres un niño!... Precisamente por todo eso necesitas más que otros un Director para tu alma.

(Camino, 63)

 

San José María Escribá de Balaguer

CHAPUZAS

20090203111441-chapuza2.jpg

Es difícil gritar al oído de cada uno con un trabajo silencioso, a través del buen cumplimiento de nuestras obligaciones de ciudadanos, para luego exigir nuestros derechos y ponerlos al servicio de la Iglesia y de la sociedad. Es difícil..., pero es muy eficaz.

 

No podemos ofrecer al Señor algo que, dentro de las pobres limitaciones humanas, no sea perfecto, sin tacha, efectuado atentamente también en los mínimos detalles: Dios no acepta las chapuzas. No presentaréis nada defectuoso, nos amonesta la Escritura Santa, pues no sería digno de El. Por eso, el trabajo de cada uno, esa labor que ocupa nuestras jornadas y energías, ha de ser una ofrenda digna para el Creador, operatio Dei, trabajo de Dios y para Dios: en una palabra, un quehacer cumplido, impecable.

 

S. José María Escrivá de Balaguer

Etiquetas: , , ,

SOLEDAD Y SILENCIO

20081020184923-silencioysoledad.jpg

Cuando hay silencio, en uno más que en otro, cada uno en la casa que esté atiende a su negocio, a lo que ha venido, que es a tratar de su aprovechamiento espiritual, y académico. Pero cuando no hay silencio, entonces son las quejas, los corrillos, las murmuraciones, las amistades particulares que se fomentan con esas conversaciones y familiaridades; entonces es perder tiempo y hacerlo peder a los otros; y otros muchos inconvenientes que de esto se siguen, cuando no hay el silencio debido, parece casa de seglares, luego si hay silencio parece un paraíso, entrando por la puerta huele todo a santidad, levanta el espíritu y mueve a devoción a los que entran, dirán, verdaderamente el Señor mora aquí: esta es casa de Dios.

 La soledad y el silencio es necesaria mucho o poco, pero necesario, quieres reformar tu vida de oración, refórmese uno en el silencio y yo le doy  por reformado.

 Cuando hablamos muchos entonces hallamos en el examen haber caído en muchas culpas: El que guarda su boca guarda su alma.

 

De un antiguo libro de vida religiosa.

20/10/2008 17:49 Reina #. Religioso

CONSECUENCIAS

20081012005510-consecuencias.jpg

La oración –recuérdalo– no consiste en hacer discursos bonitos, frases grandilocuentes o que consuelen...

Oración es a veces una mirada a una imagen del Señor o de su Madre; otras, una petición, con palabras; otras, el ofrecimiento de las buenas obras, de los resultados de la fidelidad...

Como el soldado que está de guardia, así hemos de estar nosotros a la puerta de Dios Nuestro Señor: y eso es oración. O como se echa el perrillo, a los pies de su amo.

–No te importe decírselo: Señor, aquí me tienes como un perro fiel; o mejor, como un borriquillo, que no dará coces a quien le quiere. (Forja, 73)

Tu oración no puede quedarse en meras palabras: ha de tener realidades y consecuencias prácticas. (Forja, 75)

La heroicidad, la santidad, la audacia, requieren una constante preparación espiritual. Darás siempre, a los otros, sólo aquello que tengas; y, para dar a Dios, has de tratarle, vivir su Vida, servirle. (Forja, 78)

¡Gracias Jose María! ¡Gracias!

CONVERSAR

20081008170521-conversar.jpg
El fundamento de una vida cristiana no puede ser otro que la íntima comunicación con Jesucristo resucitado, real y presente en nuestras vidas. en este sentido San José María nos ofrece unas referencias necesarias e insustituíbles que nos guiarán en el encuentro con el que se revela como guía y maestro en nuestras vidas.
“¿He conversado con Él?”
Es posible que te asuste esta palabra: meditación. –Te recuerda libros de tapas negras y viejas, ruido de suspiros o de rezos como cantilenas rutinarias... Pero eso no es meditación. Meditar es considerar, contemplar que Dios es tu Padre, y tú, su hijo, necesitado de ayuda; y después darle gracias por lo que ya te ha concedido y por todo lo que te dará. (Surco, 661)


Para tu examen diario: ¿he dejado pasar alguna hora, sin hablar con mi Padre Dios?... ¿He conversado con El, con amor de hijo? –¡Puedes! (Surco, 657)

El único medio para conocer a Jesús: ¡tratarlo! En El, encontrarás siempre un Padre, un Amigo, un Consejero y un Colaborador para todas las actividades nobles de tu vida cotidiana...

- Y, con el trato, se engendrará el Amor. (Surco, 662)

"Quédate con nosotros, porque ha oscurecido..." Fue eficaz la oración de Cleofás y su compañero.

–¡Qué pena, si tú y yo no supiéramos "detener" a Jesús que pasa!, ¡qué dolor, si no le pedimos que se quede! (Surco, 671)

Espítiu Santo

20080908154007-espiritu.jpg
“El Espíritu Santo nos configura con Cristo”
La Misa es larga, dices, y añado yo: porque tu amor es corto (Camino, 529).


La Santa Misa nos sitúa de ese modo ante los misterios primordiales de la fe, porque es la donación misma de la Trinidad a la Iglesia. Así se entiende que la Misa sea el centro y la raíz de la vida espiritual del cristiano. Es el fin de todos los sacramentos. En la Misa se encamina hacia su plenitud la vida de la gracia, que fue depositada en nosotros por el Bautismo, y que crece, fortalecida por la Confirmación. Cuando participamos de la Eucaristía, escribe San Cirilo de Jerusalén, experimentamos la espiritualización deificante del Espíritu Santo, que no sólo nos configura con Cristo, como sucede en el Bautismo, sino que nos cristifica por entero, asociándonos a la plenitud de Cristo Jesús.

La efusión del Espíritu Santo, al cristificarnos, nos lleva a que nos reconozcamos hijos de Dios. El Paráclito, que es caridad, nos enseña a fundir con esa virtud toda nuestra vida; y consummati in unum, hechos una sola cosa con Cristo, podemos ser entre los hombres lo que San Agustín afirma de la Eucaristía: signo de unidad, vínculo del Amor. (Es Cristo que pasa, 87)

San Jose María Escribá de Balaguer

08/09/2008 14:40 Cristobal #. Religioso

PRESENCIA

20080816011950-luis.jpg

La presencia singular de una persona en el acontecimiento histórico de la Restauración de la Orden de los Hermanos de Nelén y en la Canonización de nuestro Hermano Pedro la encontramos en la perso de D. Luis Álvarez, sacerdote, el restaurador de la institución religiosa de nuestro Santo, "Hermanos Nethlemitas".

 

Dio toda su vida, todos sus bienes materiales para esta causa restauradora que es recobrar un patrimonio de la Iglesia y un bien de la sociedad.

 

Sus últimos años postrado en cama, inmovil, impedido, con una gran invalidez física, sin más comunicación que el oído, la vista y el apretón de manos. Un mártir de la cama, rodeado y asistido entrañanlemente por sus hermanos religiosos.

Toda una vida inmolada, ofreciéndose hora a hora, día a día, en silencio y en plena comunicación y gratitud a Dios por la tarea que le encomendó.

 

¿Qué mayor ejemplaridad de un restaurador para sus religiosos? ¿Qué mayor presencia espiritual y más singular en la canonización de su fundador? ¿Qué mayor testimonio de un hijo fiel a la Iglesia de Tenerife? ¿Y qué ciudadano más digno, que honre más a Canarias y a todos los laicos cristianos, sacerdotes y religiosos para gloria de Dios y de su Iglesia?

 

Fernando Lorente, o.h.

Capellán de la Clínica San Juan de Dios

Hoy Fray Luis de la Cruz en el día de la Asunción de María, nuestra Virgen de Candelaria;

¡Ruega por nosotros!

BETHLEMITA

20080812140203-rodrigo.jpg

Fue la patria de Fray Rodrigo de la Cruz la ciudad de Marbella. Nobilísima casa la que le acogió reconocida en su origen en la Casa de los señores Duques de Alba y Condes Duques de Benavente.

 

Rodrigo Arias Maldonado de Góngora y Córdova, participó al mando de una compañía de Corazas Españolas en la toma de Cambriles. Fue después Capitán General, gobernador de Costa Rica. Retirosé a una vida licenciosa a la actual Antigua Guatemala, donde la Divina Providencia le tenía preparado un trascendental encuentro con el Santo Hermano Pedro de San José de Betancour.

 

Todo lo dejó Fray Rodrigo, de gobernador de Costa rica pasó a limpiador de caballerizas, servidor de pobres e indios extenuados; todo lo despreció hasta humillarse públicamente sin reparo, tras los pasos de Cristo de la mano de Pedro de Betancour.

 

Por la compañía del miserable Hermano de Belén todo lo desdeñó; abandonó el concurso de Condes, Duques y Marqueses; sus estimaciones las conmutó por desprecios; sus abundantes riquezas por una miseria mendiguez; y todo lo ejecutó tan gustoso y constante en su vocación.

 

A los dos meses de recibir el hábito de las manos del Hermano Pedro, le llega el nombramiento, por parte de Carlos II, de Marqués de Talamanca junto a un arcón con doce mil ducados de Plata. Renunció a estas honras y tesoros. Fray Rodrigo era ya de Cristo, era ya del Santo Hermano Pedro, era ya Bethlemita.

SANTIDAD

20080709054621-magdalena.jpg

De los escritos de Santa María Magdalena de Pazzis

 

 

6 de julio de 2006

La esposa de Jesucristo debe asemejarse a los sabios del mundo los cuales tienen escondido el dinero. También ella debe amasar en el corazón los tesoros de las buenas obras, escondidas a los hombres y abiertas sólo a Dios. Esta es la manera más segura de atesorar para el cielo.

 

13 de julio de 2006

El más breve y el más eficaz ejercicio de traer a Dios en el alma es el de alejarse infinitamente de cualquier clase de imperfección, huyendo hasta de la misma sombra del pecado.

 

20 de julio de 2006

La mínima imperfección, aunque sea tan poca cosa como un cabello de la cabeza, impide notablemente la íntima unión con Dios.

 

27 de julio de 2006

El alma debe tener dos ojos interiores: uno para conocer la enormidad de sus defectos y otro para ver continuamente los beneficios que recibe de Dios, el poco provecho que consigue, y que a cualquier otro le reportaría mayor utilidad.

 

 

 

Santa María Magdalena de Pazzis

 

Vió la luz en Florencia el año 1566.

Fue educada en un ambiente de sólida piedad. Entró en el Carmelo a los 15 años, donde llevó una vida oculta de oración y abnegación, tenía el don de profecía.

Rogaba ardientemente por la reforma de la Iglesia, su lema era padecer y no morir porque Dios es Amor.

Dirigió por el camino de la perfección a sus hermanas de comunidad, abrazada del amor de Dios porque el Amor no era amado.

Santa María Magdalena de Pazzi no dejó escritos pero sí nos legó los relatos de cuanto le sucedía. Se conservan cinco libros en las Carmelitas de Florencia: Los Cuarenta días, Los Coloquios, Las revelaciones e inteligencias, La Renovación de la Iglesia, La Prueba, Avisos y sentencias y Cartas familiares.

Célebre por sus carismas, murió en 1607 a la edad de 41 años y 24 de carmelita. Su cuerpo se conserva incorrupto.
09/07/2008 04:46 REINA #. Religioso

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris