Facebook Twitter Google +1     Admin

SIGNOS

20141210100508-cruz-de-jerusalen.pngTempestades de mal que atraviesan y siembran el terror a través de los tiempos, desde la quijada de burro que destrozó el cráneo de Abel hasta los millones de bebés no nacidos decapitados, troceados, envenenados, quemados...

Signos de los tiempos dicen algunos. Pero uno solo es el signo de la victoria del amor sobre todo terror e iniquidad; el signo de la Cruz. Cruz victoriosa que nos anuncia la vida a la que estamos llamados más allá de este espacio y de este tiempo. Vida mayúscula de verdaderos Hijos de Dios, pues lo somos.

No creo, ni tan siquiera, que haya comenzado el principio de los dolores, más bien, estos dolores son dolores de expectación, como dice San Pablo. La Humanidad está todavía por darse a conocer, tanto en el bien y el amor especialmente significados entre nosostros en la sangre de los mártires, como desgraciadamente en el mal y el terror.

A pesar de que algunos incautos pretendan negar la existencia del infierno, éste se ha hecho presente a través de los siglos en el corazón de tantos malvados que bien han sabido mostrar el terror del diabólico fuego en sus acciones.

Signos sí, me quedo con el de Mons. Juan Antonio Reig Pla, que atrevido acompaña a Jesús a las afueras de Nazaret para ser despeñado por un barranco con Él; porque "llamar a las cosas por su nombre" tiene un precio,para nosotros precioso y maravilloso: el precio de la Cruz

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris