Facebook Twitter Google +1     Admin

SENTIDO

20200625100156-sentido.jpgNo se puede amar a Jesús si no se le conoce. No se puede amar a María si no comprendemos su maternal amor. No podemos amar a la Iglesia si no participamos y profundizamos en su misterio.

Jesús nos desvela el sentido de la vida.La búsqueda de aquel sentido, que tanto atormenta a los jóvenes, se alcanza en el encuentro real y personal con Jesucristo. Es Jesús el que se cruza en nuestro camino y nos interpela, preguntándonos si realmente creemos que él es el Hijo de Dios.

María nos señala el misterio de la encarnación. Maternalmente nos acoge y consuela en tantas vicisitudes de nuestra vida. Nos estrecha entre sus brazos y señala el camino del sosiego y la verdad; nos señala a Jesús. "Haced lo que él os diga".

La Iglesia nos acoge y nos regala la cristificación de nuestras vidas. La Iglesia nos inserta en la comunidad de creyentes, dispuesta siempre a proclamar el Evangelio de Jesús. Como buena madre se regocija con nosotros ante la dicha de la vida; como buena madre nos reprende para corregir nuestros desvíos del camino hacia la felicidad, dispuesta siempre a perdonar en el nombre de Jesucristo, nuestras faltas y debilidades.

"Dichosos aquellos que sin ver creyeron"

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris